Biodigestor

 Descripción de Funcionamiento 

Estos equipos llevan a cabo el tratamiento PRIMARIO de las aguas residuales generadas en casas habitación e instalaciones en general. Con un mantenimiento sencillo permite la disposición adecuada de los efluentes en aquellos lugares ó sitios de proyecto donde no existe red de alcantarillado con una descarga en mejores condiciones y parámetros para la conservación ecológica. 

El sistema de tratamiento primario consta fundamentalmente de dos partes: 

1. Un depósito cerrado subterráneo que se denomina tanque ó fosa séptica ó biodigestor. 

 

Las aguas residuales generadas en servicios sanitarios (WC’s, lavabos, mingitorios), aseo de personas (regaderas), lavado de ropa (lavadora) y lavado de trastes/utensilios (tarja de cocina) son enviadas al tanque séptico en cuyo interior se lleva a cabo un proceso biológico de degradación de desechos contaminantes (heces fecales, orina, grasas y aceites, jabones, detergentes biodegradables) por la acción de microorganismos facultativos ó anaerobios convirtiéndolos en agua, gases y biomasa. El diseño interno del tanque permite que las aguas residuales y los residuos contenidos sean sometidos a procesos de sedimentación, flotación y degradación de la materia orgánica. El equipo genera entonces una corriente de agua clarificada con menor contenido contaminante. La capacidad del tanque se debe especificar para que el tiempo de retención hidráulica sea de al menos 24 horas. Esto permitirá a los microorganismos realizar el proceso de biodegradación con suficiente tiempo. 

2. Una instalación para la oxidación / infiltración del efluente. 

 

En lugares donde no hay drenaje, el agua residual tratada se envía a un pozo de absorción ó una serie de drenes (tuberías perforadas) colocados en el subsuelo en un terreno poroso y permeable por el cual se infiltra el efluente proveniente del tanque séptico donde la carga orgánica remanente es degradada también por acción de microorganismos y condiciones presentes en el subsuelo (pozo de absorción y/ó campo de oxidación).

                                              -----------------------

Los equipos se fabrican tanto en resina plástica reforzada con fibra de vidrio (PRFV) ó de concreto armado. La colocación de los primeros se recomienda en lugares donde el equipo no será sometido a grandes cargas ó esfuerzos, por ejemplo en lugares donde se tiene el paso de vehículos (calles, patio de maniobras). Por su peso y maniobrabilidad no es necesario el uso de equipo pesado (grúas, trascabos) para su instalación, aunque no se recomiendan en lugares dónde el nivel freático es muy alto. Los equipos de ambos materiales cumplen con la Norma Oficial Mexicana NOM-006-CONAGUA-1997. Fosas Sépticas Prefabricadas. Especificaciones y Métodos de Prueba 

Los tanques sépticos prefabricados tienen un diseño horizontal que hace que la corriente de agua residual recorra una trayectoria mayor a través de sus diferentes cámaras ó compartimentos. Esto permite que los residuos sólidos sedimenten y sean retenidos los sólidos sobrenadantes para su biodegradación. En contraste, los tanques verticales de polietileno rotomoldeado tienden a azolvarse en un tiempo corto y la desventaja de colapsarse a cualquier profundidad si no se les encajona en mampostería (ladrillo y cemento).